El Estado Islámico anima a sus seguidores a atentar usando todo tipo de vehículos