Sully, el perro de George Bush, a la espera de ser asignado a otro veterano de guerra