El bombardeo francés, una injerencia interna para Siria y legítima defensa para Francia