Seanie Nammock, una joven que lucha contra el 'síndrome de la estatua humana'