Salvado ‘in extremis’ de ser sepultado por una avalancha