Los prorrusos pretenden intercambiar a los observadores por otros prisioneros