Un copiloto etíope secuestra su propio avión y aterriza en Suiza