La Policía británica difunde las imágenes del terrorista antes de estallar la bomba