La Policía austriaca confirma la llegada de 4.000 refugiados a la frontera con Hungría