El Papa Francisco se lleva a Roma a una docena de refugiados de Lesbos