Más de 10.000 palestinos han huido de sus casas ante la amenaza israelí