El puerto de Nueva Orleans cierra a la espera de la llegada del huracán Nate