La toma de Mosul, un golpe letal a las ambiciones territoriales del Estado Islámico