Miles de libios huyen de Sirte ante el combate final