San Petersburgo celebra el final del curso escolar con un castillo de fuegos artificiales