Linchada hasta la muerte y quemada por destruir unas hojas del Corán