Liberia, Sierra Leona y Guinea luchan por frenar el brote de ébola