La modelo de Playboy, Katie May, murió porque el quiropráctico le rompió la arteria