El Estado Islámico es responsable de los atentados en Bagdad