Obama cree que los problemas económicos de España, Italia y Grecia afectan a EEUU