El detenido por el atentado en Berlín no estaba en los archivos de terrorismo