Incendio en Portugal: Las llamas, imparables arrasan 30.000 hectáreas