El estado de salud de Hillary Clinton preocupa en EEUU