El presidente griego propone un gobierno de tecnócratas