Francia extrema la seguridad: 50.000 policías y militares vigilarán los colegios electorales