Una pareja se enfrenta a una pena de 15 años de prisión por tener sexo en público