Fernández denuncia que con el dinero evadido a Suiza se garantizarían las vacunas