Simpatizantes del Estado Islámico amenazan a los fundadores de Facebook y Twitter