Londres podría tener su primer alcalde musulmán