El líder del golpe de Estado asegura tener que sacrificarse por el interés nacional