Crece la tensión en Egipto por la presión de los islamistas