EEUU asegura que sólo el 30% de los ataques rusos van contra el Estado Islámico