Comienza el asalto a Raqqa, la capital de califato del Estado Islámico