Claire y su hija Emily, de 534 gramos, protagonizan el milagro de la vida