Ciudad de México "parece una zona de guerra", relata un español que ha sobrevivido al terremoto