China quiere 'copiar' la inteligencia