Un cazador americano, y no español, mató al león Cecil de Zimbabue