Jóvenes judíos convierten en espectáculo los bombardeos mortales sobre Gaza