El presidente del Senado de Bolivia se pone falda en solidaridad con la mujer indígena