Un año a la deriva y ahora tocado y hundido