Obama apuesta por el senador John Kerry como nuevo secretario de Estado