Un emocionado Obama llama a tomar medidas para evitar "tragedias" como la de Connecticut