El Ayuntamiento de Ámsterdam regula las visitas turísticas al Barrio Rojo