Aumentan los ataques racistas en el centro de Londres