La Policía parisina ordena el cierre de los mercados callejeros de la capital