Dos adolescentes rocían de ácido a un repartidor de pizza