Merkel y Tsipras escenifican una buena relación en Berlín