Darina y Anastasia, las víctimas más jóvenes del accidente aéreo en el Sinaí