El guardia civil implicado en el accidente declara que “había tomado un pincho y una cerveza”