La fuerte granizada que azota Almería